Iconic

por coutureonpaper

Cuando el fin de semana pasado acudí a la filmoteca para ver “Suddenly, last summer” volví a enamorarme de una joven Elizabeth Taylor enfundada en ajustados vestidos que resaltaban esas curvas que a más de una nos gustaría tener. Su muerte el pasado año conmocionó a medio mundo, pues se marchó uno de los principales iconos de moda de los 50’s. Ella misma se encargaba de elegir el vestuario que utilizaba en sus películas, resaltando siempre la cara, el pecho y la cintura. La diva de Hollywood popularizó los diseños de Valentino y Halston, y además consiguió elevar a las alturas los vestuarios más simples gracias a su espectacular belleza.

Image

Image

Para cerrar el año 2011 y a modo de tributo, la revista china Rouge Magazine realizó una editorial ilustrada llevada a cabo por David Downton. Sus ojos color violeta nos hipnotizan en unas ilustraciones donde aparece una Liz atemporal, clásica, etérea. A mí, personalmente, me encanta.

Image

Image

Image

Más era más en Liz Taylor, era excesiva, pero por su belleza se le permitía. Se ponía un vestido drapeado en lila de Halston con una estola de mink, un turbante, un gran collar de diamantes a juego con los aretes y una gran pulsera con otras piedras preciosas. Demasiado para cualquier otra, pero no para Liz Taylor.

(Antonio González de Cossío, experto en moda)